DERECHOS HUMANOS

08.08.2013 09:02

Es demás interesante hablar de derechos humanos, pero al hablar de ellos si es completamente necesario el poder establecer un margen o una línea de debate, discusión o charla, puesto que como nos hemos dado cuenta que los derechos humanos pueden ser todo un mundo de opiniones, ideas y hasta contradicciones.

Puede haber diferentes perspectivas, directivas sobre un mismo derecho, principios como: “tu derecho termina cuando el mío comienza”, entre otros dichos “entre abogados”. No debemos de manejar el libre albedrío a nuestro antojo, por ello tenemos consciencia, los deberes y obligaciones, existen reglas tanto morales, religiosas, humanas, las de buen trato, que debemos de seguir, para que nuestro comportamiento sea lícito y no suframos consecuencias como una sanción pecuniaria, punitiva, o porque no, un castigo de nuestros mayores, nuestros padres, nuestros jefes. Debemos de tener en cuenta que vivimos en sociedad y esto conlleva a que la convivencia debe ser reglamentada o regulada como en todos los tiempos, un ejemplo muy sencillo seria en las relaciones laborales, en ellas contamos con un jefe, un superior o un más 1, como en algunas empresas los llaman, están personas deben de tener un perfil táctico para llevar a cabo tareas las cuales deben de ser en cierta forma capaces de lograr los objetivos de la empresa, esto lleva consigo la tarea de la búsqueda de alternativas o estrategias, para ello el trabajador debe de tener la responsabilidad de cumplir las tareas que le sean conferidas por la relación subordinación-subordinado y esa es una forma de hacer respetar al superior el trabajo propio. Con lo que manejo trato de dar a entender que el respeto no es violar las reglas presentes ya establecidas por autoridades o simplemente por nuestros padres, simplemente que no debemos de creer o pensar que todas nuestras actitudes son correctas.

La verdad es que no vemos una limitante en derechos humanos, no solo nos podemos dirigir hoy en día con nuestra Constitución del artículo del 1 al 29, no solo las garantías individuales pueden ser los derechos, no solo los Tribunales Judiciales pueden tratar cuestiones que versen en este ámbito. Muchas ONG (Organizaciones No Gubernamentales) han establecido sus bases, principios o estatutos encaminados a la defensoría de derechos humanos. A algunos se nos puede llegar a hacer un cierto punto exagerado algunas cuestiones en torno a lo que “puede entrar como derecho humano”, por eso manejaba que tiene mucho que ver la perspectiva que tengas.

Ahora los derechos humanos no son parte de una ciudadanía o una nacionalidad, derechos que tienen que ver con cultura, pensamientos, raíces, valores, moralidades. Vivimos en un mundo globalizado, un mundo que se encuentra entrelazado entre si, donde un derecho para unos es una obligación o una prohibición para otros.

Como he dicho en diversas ocasiones, el derecho evoluciona al mismo tiempo que evoluciona la comunidad, sociedad o el mismo entorno en el que vivimos, para una servidora el derecho ha sido creado con la finalidad de establecer normas o reglas que hagan que la convivencia humana sea lo mejor posible por lo que mediante derechos, obligaciones con el objetivo de puntualizar limites, para vivir en un ambiente sano para todos.

La vida en sociedad no es fácil a mi ver la clave de todo es el Respeto, lo cual significa derecho hacia ti mismo así como a los demás, que las opiniones de una tercera persona son validas y legitimas, todo abogado debe de tener un criterio amplio para poder escuchar, puesto que lo hermoso de vivir en sociedad o en comunidad, es que nadie es igual que yo, todos somos distintos, somos una gama de colores infinitos que fotografían un precioso retrato de debemos de llevar en nuestra mente toda nuestra vida, veámoslo así, somos todos un color distinto, si tomamos un poco de toda esa infinita tonalidad, lograremos que ese retrato tenga un matiz completamente distinto a todo lo que encontramos en nuestro entorno actual, así de grandes son nuestras ideas, si colaboráramos tendríamos una lluvia de ideas infinitas para lograr lo increíble, pero lejos de percibir nuevas ideas en la mayoría de las ocasiones nos aferramos a la nuestra, la cual puede ser válida, puede nacer de nuestro raciocinio pero tal vez la idea de la persona de al lado sea igualmente razonable, lo importante es que sepamos valorarla, tomarla en cuenta como una posibilidad de revalorizar nuestra idea. En lo particular, es mi forma de definir los derechos humanos, mi derecho no es tu derecho, tu obligación es mi derecho o viceversa, lo importante es que tengamos un límite, no rebasemos y perjudiquemos a los demás con decir que tengo derecho a eso o al otro.

“Tu derecho termina cuando el mío comienza”,

 

Lic. Rubí Deyanira Juárez Correa

Alumna Maestría en Amparo

Universidad Autónoma de Durango