EL PODER JUDICIAL

14.01.2014 10:34

EL PODER JUDICIAL

(Artículo basado en el libro López Pescador José de la Cruz, La democracia de los Tribunales y el Consejo de la Judicatura Federal)

Los abogados que no tenemos  la oportunidad de trabajar dentro del poder judicial en ocasiones no entendemos el lenguaje entre esos juristas, nos hablan de nombres de magistrados, claro que estamos enterados de cuantos magistrados forman las salas, de los jueces de distritos pero no conocemos nombres, ni sus ponencias, por ello en dentro de la Maestría en Amparo de la Universidad Autónoma de Durango Campus Zacatecas fue interesante el leer el libro del Dr. José de la Luz López Pescador, nos invita a leer la historia de los Tribunales, comenzando por antecedentes que van desde la época española en los que te explica con un lenguaje ameno y simple como era el poder Judicial en nuestro País en el s.XIX. En lo personal no conozco en gran medida la estructura de los Tribunales Judiciales y el Consejo de la Judicatura, puesto que mi abogacía no se encamino hacia esos órganos judiciales de gobierno, sin embargo me resulta interesante el ver como también ha ido evolucionando el poder Judicial Federal.

La historia por lo regular la tenemos como aburrida, tediosa y no quererla leer, pero en cambio es amena la lectura, donde nos maneja periodos de la historia desconocidos por muchos o por mí, pero a pesar de que siempre nos han hablado de las Audiencias, corregidores, alcaldes, no había entendido a bien los conceptos.

 Sin duda en la Revolución Mexicana el mayor logro es la Constitución de 1917, misma que al día de hoy nos rige, pero como habíamos comentado en un principio de este pequeño resumen todo derecho cambia porque tiene que evolucionar conforme la evolución y los cambios que tiene nuestra comunidad o sociedad, muchas cosas han cambiado desde hace casi ya un siglo, pero en sí, esta constitución abarca los derechos fundamentales que son los primordiales en toda sociedad, los cuales no cambian puesto seguimos con derecho a la vida a la libre expresión, etc. Pero contamos hoy en día con una Constitución sino abrogada, cambiada y derogada en muchos de sus artículos.

 

Como hemos dicho en diversas ocasiones, el derecho evoluciona al mismo tiempo que evoluciona la comunidad, sociedad o el mismo entorno en el que vivimos, para una servidora el derecho ha sido creado con la finalidad de establecer normas o reglas que hagan que la convivencia humana sea lo mejor posible por lo que mediante derechos, obligaciones con el objetivo de puntualizar limites, para vivir en un ambiente sano para todos.

Para todo esto es necesario contar con un órgano más eficaz de la Justicia, antes que cualquier reforma, puesto que este órgano es el que nos regula, nos da certeza jurídica, si contamos con un buen órgano de justicia desterramos  la impunidad y la corrupción. Dentro de esto debió y debe estar en una reconstrucción del Consejo de la Judicatura Federal, donde se establezcan las reglas de las labores del Consejo de la Judicatura su verdadera labor en la supervisión, control y sanción de los juzgadores. Aunque todo esto debe de tener un objetivo, el de rescatar la confianza comunitaria en las Instituciones.

Podemos rescatar lo bueno desechando lo malo, necesitamos un Órgano Autónomo que se encargue del gobierno y administración de la organización judicial, mismo que en determinado momento se convirtió en un órgano auxiliar del pleno de la Suprema Corte de Justicia, lo que ha viciado los procesos de elección al intervenir los ministros, así como grandes confusiones o problemas respecto al nepotismo que se ha visto dentro del Poder Judicial Federal, que algunos han llamado Poder Judicial Familiar.

Sabemos que la función jurisdiccional es la tarea más noble del ser humano, por ello es primordial enfocarnos en que si la institución prospera todo prosperara, pero debemos entender que hay incompatibilidad dentro de la función jurisdiccional y la función administrativa esto es una violación a la independencia judicial o algunos lo pueden llamar un monopolio.

No hay que olvidar y tener en mente que nuestro país tiene apenas 200 años de ser un país independiente, a pesar de que antes de la colonia éramos independientes. Así que a pesar de nuestras raíces prehispánicas vino a nosotros la Justicia Española en la que debemos denotar la multiplicidad de tribunales que nos marca, tribunales eclesiásticos, tribunales ordinarios o tan fáciles como tribunales según la posición social (ricos, pobres).

Dentro del Virreinato ya contábamos con tribunales de Primera y Segunda Instancia, las alcaldías Ordinarias eran los órganos de primera instancia con menor jerarquía tratando asuntos civiles y penales, tenían decisiones apelables por los cabildos.

Los cabildos eran órganos colegiados que se establecían por dos alcaldes ordinarios por población los cuales tenían como requisitos ser vecinos del lugar así como saber leer y escribir, claro está que deberían de tener un buen conocimiento de la nobleza o pertenecer a un grupo social alto, pues eran nombrados por el virrey o rey.

Cuando los asuntos que se tratarían fuesen de mayor cuantía, aunque fueran civil, penal, indígena, recaudación de tributos en primera instancia los llevarían los alcaldes mayores o corregidores los cuales también podían ser apelables pero en Audiencia.

Otro puesto judicial eran los Intendentes, estos dirigían a los corregidores, alcaldes tanto mayores y menores, aunque los Intendentes contaban con un superior el Superintendente, estos estaban por distritos, nuestro país se dividía en 6.

Las Audiencias es lo que podemos homologar como segunda instancia, es la que conoce de las apelaciones dentro de civil y administración solamente, ya dentro de materias como penal o una apelación que en cierta forma se le llamaba súplica los llevaba la Sala del Crimen.

Existía el Real Consejo de Indias y el Real Consejo Especializado, estos contaban con Presidente, Consejeros, Ministros y funcionarios; los consejeros deberían de ser militares o letrados, lo contrario a los alcaldes, que solo debía de saber leer y escribir. Los ministros que eran en número de 8 a 16 eran, así como los funcionarios eran los empleados subalternos. El Consejo Real de Indias llevaba temas legislativos, administrativos, judiciales y militares; dentro de los legislativos realizaban proyectos legislativos, en lo administrativo, daba nombramientos tanto civiles como eclesiásticos, hay que recordar que la iglesia y el gobierno eran muy unidos en esta época.

De esta forma fue como se fue evolucionando el derecho al mismo tiempo que la Sociedad misma. Todos los mexicanos conocemos lo que fue nuestra independencia de México, lo que trajo consigo el que nuestras instituciones fueran cambiando según las circunstancias del País, con la independencia de México se lograron muchas cosas de las cuales en su momento eran o no eran las más convenientes, pero si hubo un largo camino recorrido en pocos años.

A los 100 años de la Independencia de nuestro México y con tantos cabos sueltos que quedaron en nuestra legislación, gobierno, soberanía e Instituciones. Hubo reformas las reformas de Juárez la batalla del 5 de mayo con los franceses defendiendo nuestra independencia. Una época muy marcada es el Porfiriato, en donde Porfirio Días obtuvo el Poder Ejecutivo apoderándose de él y de esa forma llevar su gobierno a una dictadura, por lo que en cualquier momento tenía que decaer, por supuesto llega a una decadencia el Régimen Porfirista que fue una crisis en varios aspectos tanto económicos, sociales y culturales, los cuales claramente afectan en lo político.

El Pueblo se encontraba en molesto por lo que sucedía, había arbitrariedad, en varios aspectos; el peonismo, malos tratos, mal trabajo y mal paga; el fabriquismo; el hacendismo; el cientificismo; el extranjerismo. Los campesinos no eran dueños, sufrían de injusticias, explotaciones de los dueños de las haciendas, de los señores feudales, no había igualdad ni derechos, por lo que se buscaba alcanzar la democracia y la justicia social. Por lo que la lucha inicia con un reclamo político hacia las autoridades.

 Así que todo comienza con una entrevista a Don Porfirio Díaz, de esta manera el Lic. Francisco I Madrero ve la oportunidad de al notar la decadencia del Porfiriato poder derrocar la dictadura. Por lo que estalla la Revolución.

Una siguiente etapa la constitucionalista se ven dos aspectos, el político y social. Aquí hay una sola corriente Revolucionaria que se encabeza por Don Venustiano Carranza, en esta época ocurren las muertes de Madero y Pino Suarez, ahí toma la Presidencia Victoriano Huerta. Se firma en 1914 el Plan de Guadalupe con la promesa de reformas, el Plan de Guadalupe consta de 7 artículos, desconoce a Huerta como presidente y a los poderes tanto legislativos y judicial, reconoce a Carranza como primer Jefe del Ejército Constitucional. Las Fuerzas revolucionarias derrocan a Carranza, quedando Eulalio Gutiérrez como presidente, desconociéndolo Carranza así que continuo la lucha.

Carranza y su movimiento no querían abrogar la Constitución sino restaurar su vigencia, Por lo que realizan adhesiones a su Plan inicial, que es el Plan de Guadalupe, lo que lo hace un antecedente a la Constitución de 1917 nombrado proyecto preconstitucional, con esto se suspende la vigencia de la Constitución del 57.

Se hacen leyes como la ley del municipio libre, la ley de divorcio y la ley agraria, esto es un poco extraño puesto que son pocos los Estados de la Republica que en la actualidad cuentan con una ley de divorcio, por lo regular este aspecto viene dentro de las leyes civiles o familiares en su caso.

Pero estas leyes no son suficientes para los que se requiere se dan cuenta que se necesita una reforma más de fondo por lo que se convoca a un Congreso Constituyente en Querétaro de 1916. Venustiano Carranza muy inteligente cuida que su oposición no estuviera presente, lo que ha desprendido diversas opiniones de que no fueron todos los grupos los que intervinieron. Y con justa razón en muchas situaciones era preferible que estuviera solo un grupo y que buscara abarcar la lucha de todos, tal vez si hubiera habido intervención de más grupos se hubiera hecho un caos, puesto que para lo que para uno es importante para otro puede ser una segunda opción, por lo que me parece bien.

A pesar de que la oposición de Carranza no estuvo presente hubo diferencias entre los grupos llamados renovadores y de izquierda los que tuvieron serios debates parlamentarios. Partes importantes son las siguientes, se estableció el artículo 27 Constitucional sobre el derecho agrario y derechos fundamentales, como: Consagración de los derechos humanos, soberanía en el pueblo, tripartimos del poder público, sistema representativo, supremacía del Estado sobre la Iglesia, la consagración del Juicio de amparo como medio de control constitucional por excelencia.

La constitución se promulga el 5 de Febrero de 1917 y entra en vigor el 1 de mayo de 1917. Analizando ya el poder Judicial la Suprema corte se compondría de 11 ministros, definiendo sus sesiones en los periodos y términos de las leyes y reglas, se regularon lo fundamental que debía tener la ley orgánica del poder Judicial de la Federación, se consagra el principio de inmovilidad de los integrantes del Poder Judicial Federal. Para ser ministro debías de ser ciudadano mexicano por nacimiento en pleno ejercicio de sus derechos políticos y civiles, poseer título profesional de abogado, tener 35 años cumplidos el día de la elección, gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito, haber residido en el País durante 5 años. Serian electos por el Congreso de la Unión de funciones de Colegio Electoral que acudirán por lo menos las dos terceras partes de diputados y senadores, seria por escrutinio secreto

Desaparece la Secretaria de Justicia y se dio la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como máximo órgano del poder Judicial, así como magistrado y Jueces de Distrito serian nombrados por la Suprema Corte, se establecieron bases para el control administrativo de la organización judicial. Se dispuso que la Suprema cada año eligiera a uno de sus miembros como Presidente.

Claro está que continúan las leyes reglamentarias de cada uno de los derechos fundamentales que enmarca la Constitución.

Es un hecho de que nuestro Sistema de Justicia necesita nuevos reglamentos para poder a acceder a puestos tan importante, puesto que son los que cuentan con la ley en la mano, por lo que una autoridad como un juez, proyectista, magistrado, etc. Debe de contar con un gran conocimiento dentro del derecho, no es necesario ser todo-logos no hay un abogado que lo sea, debemos de especializarnos para poder  tener una justicia justa. Así como procedimientos más transparentes en cuanto a la designación de cada uno de los puestos vacantes en el Poder Judicial, que debemos de recordar es que el Poder Judicial es uno de los tres grandes pilares que sostienen nuestro País.

Lic. Juan Carlos Medrano Quezada

Maestría en Amparo

Universidad Autónoma de Durango campus Zacatecas