INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO.

28.10.2013 08:59

Se puede decir que la declaración de derechos del niño de 1959, se funda en el respeto a la dignidad misma del ser humano, acorde con las características del mismo y en la necesidad de propiciar su sano crecimiento.

El principio de interés superior del niño, que se recoge en la Convención de los derechos del niño, concretamente en el artículo 3, cuando dispone: que una condición primordial a que se atenderá será al interés superior del niño.

Sin perder de vista el preámbulo de dicha convención, así como el artículo 19 de la Convención Americana, que determina adoptar no solo el requerimiento de medidas especiales, sino las características particulares de la situación en que se hallan los niños, ya que hay que tomar en cuenta su debilidad, inmadurez o inexperiencia.

Es estas condiciones, tampoco hay que dejar de lado el artículo 16 del Protocolo de San Salvador, que dice: “…Todo niño tiene el derecho de crecer en el amparo y bajo la responsabilidad de sus padres, salvo circunstancias excepcionales, reconocidas judicialmente, el niño de corta edad no debe ser separado de su madre…” En cuanto a los efectos de sustentar algunas excepciones a manifestado: “…Cualquier decisión relativa a las separación del niño de su familia debe estar justificada por el interés del niño.”

La propia Corte Europea ha dicho en cuanto al cuidado del niño, las autoridades poseen, en algunos casos facultades muy amplias para resolver lo que mejor le convenga, pues debe prevalecer un balance justo entre los intereses del individuo y los de la comunidad, así como entre los del menor y sus padres, pues la autoridad que se le reconoce a la familia, no implica que esta pueda ejercer un control arbitrario sobre el niño, que pudiera acarrear un daño para la salud y el desarrollo del menor.

Por lo tanto, lo tutelar o lo garantista no se oponen entre sí, la oposición radica por una parte entre tutelar y lo punitivo, y por lo garantista y lo arbitrario.Lo que se trata es de alcanzar máxima certidumbre respecto de como mejor se satisface el interés superior del niño.

 

   LIc. Rocio Almanza Ortiz