Jurisdiccion Voluntaria

27.09.2013 17:35

La Jurisdicción Voluntaria es una actividad jurisdiccional en la que no hay litigio o partes enfrentadas, motivo por el cual algunos autores han calificado la misma de administrativa. Comprende un conjunto heterogéneo de actos que en los que no hay oposición de persona determinada, sino que van encaminados a constituir relaciones jurídicas, modificarlas y desarrollarlas.

En principio, la jurisdicción voluntaria únicamente puede dispensarla un juez, no solo por su carácter imparcial y conocimiento en la materia, sino que lo que interesa en especial es lo que representa, eso es, un sujeto dotado de autoridad.

            Mencionare la clasificación de actos de Jurisdicción Voluntaria más común en México, evaluare las virtudes y deficiencias de esta como elemento integrante de especial relevancia  y que ha dado crecimiento de esta actividad el sistema jurídico mexicano.

            Hare mención del fundamento constitucional, características y mecanismos para designación de juzgadores, recopilando esta información e indagando en este tema espero lograr dar a conocer  a través de esta investigación la gran utilidad  que conlleva este procedimiento no contencioso en el sistema jurídico mexicano.

 

 

DESARROLLO

 

            La palabra jurisdicción proviene del latín iurisdictio, onis, que significa; poder o autoridad que tiene uno para gobernar o poner en ejecución las leyes o aplicarlas en un juicio.

 

            La Jurisdicción es parte del derecho procesal que como función del Estado tiene por objeto regular y organizar la administración de justicia y seguridad jurídica mediante los órganos especializados y competentes para resolver de forma imparcial las controversias  y planteamientos jurídicos, con base en las reglas de los procedimientos establecidos para la sustanciación de los procesos.

           

            Al definir la Jurisdicción no se limita a resolver controversias jurídicas que suceden entre dos partes contrapuestas, si no que se que se extiende a resolver cuestiones jurídicas no litigiosas llamadas Jurisdicción Voluntaria o como la mencionan algunos autores como Ignacio Medina “procedimiento judicial no litigioso”[1]

           

            Con esto nos referimos a que existe el ejercicio de función jurisdiccional, con el solo objeto de la observancia del derecho. En relación al lugar que ocupa la Jurisdicción Voluntaria dentro del derecho, el Maestro Niceto Alcalá Zamora y Castillo señala: “No se sabe con precisión su encuadramiento, ya sea la ciencia del derecho procesal o en el derecho constitucional, lo que deriva de una situación de confluencia, en virtud de que esta institución debe ser analizada desde dos ángulos y perspectivas: tomando en cuenta que para el constitucionalista la jurisdicción es una de las tres funciones del Estado y que para el procesalista es la actividad del propio Estado, que imparte la función jurisdiccional a través del proceso.

           

            Consideramos que la jurisdicción se ubica dentro del derecho procesal, ya que constituye uno de los tres elementos esenciales del mismo. Refiriéndonos a la plenitud de la norma jurídica al existir la posibilidad real procesal o instrumental de su aplicación mediante la jurisdicción, la acción y el proceso.

            En el derecho constitucional confluyen todas las ramas del derecho, por lo cual ubicar a la jurisdicción dentro del mismo implicaría, por extensión, ubicar también a todas las ramas señaladas; además es el derecho constitucional la norma suprema de toda organización política, que como tal, se convierte en frontera entre la ciencia política y la ciencia jurídica.”[2]

           

FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL

           

            La función jurisdiccional esta prevista en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, principalmente en sus artículos 124; 94 al 107; 104, fracción I; 27; 123; apartado “A” fracción XX y apartado “B” fracciones       XII  Y XIII, Y 74  fracción V.

            El artículo 124 separa la jurisdicción federal y de las entidades federativas al señalar que “Las facultades que no están expresamente concedidas por la Constitución a los funcionarios federales se entienden reservadas a los Estados.

 

            Los artículos 94 y 107 se refieren al Poder Judicial y su competencia; en especial, en el artículo 104, fracción primera. Párrafo segundo establece la jurisdicción administrativa al señalar que:

 

            Las Leyes Federales podrán instituir tribunales de los contencioso administrativo dotados de plena autonomía para dictar sus fallos que tengan a su cargo dirimir las controversias que se susciten entre la administración pública federal o el Distrito Federal, y los particulares, estableciendo las normas para su organización, su funcionamiento, el procedimiento y los recursos contra sus resoluciones.

 

            El artículo 27 consagra la jurisdicción administrativa en materia agraria, el 123 reglamenta la jurisdicción en materia de trabajo y seguridad social.

 

            El artículo 13 hace carácter a la jurisdicción militar.

 

 

 

 

CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS DE JURISDICCION VOLUNTARIA

 

Actos relativos al derecho de las personas

Básicamente hacen referencia a habilitaciones para comparecer en juicio. Un ejemplo seria el caso de los menores no emancipados para cuando los padres están ausentes o, estando presentes se negaran a representar en juicio a su hijo.

Actos relativos al derecho de las cosas

  1. Expedientes de dominio y actas de notoriedad. En tanto no se produzca oposición, es un acto de jurisdicción voluntaria. En caso de oposición el expediente se convertiría en contencioso, aunque se ventilaría por el mismo procedimiento desde un punto de vista procesal.
  2. El deslinde y amojonamiento. Este acto tiene por objeto determinar los límites entre las fincas, colocando los lindes y señales. Estas operaciones no dan ni quitan derechos, ni sirven para despojar de todo o parte de terrenos limítrofes mientras no recaiga sentencia en el juicio declarativo que corresponda. Por ello, la fuerza y valor de tales operaciones realizadas en la vía de la jurisdicción voluntaria no gozan de la eficacia de la cosa juzgada.
  3. El deposito voluntario. Ello se produce cuando el depositario tiene justos motivos para no conservar el depósito pudiendo, aun antes del término designado, restituirlo al depositante, y si éste lo rehusare podrá obtener del juez su consignación. En este caso la consignación no responde a una forma de pago, sino como la legítima causa de devolución del depósito, siempre que existan justos motivos para ello.

Actos relativos al derecho de familia.

  1. Medidas provisionales en relación con las personas, en especial referencia a los casos de separación, nulidad y divorcio. También pueden ir en relación a los hijos, cuando los padres les trataran con especial dureza o les diesen órdenes que van en contra de la ley, la moral o el orden público.
  2. Actos de autorización judicial para la enajenación de bienes de menores e incapacitados, así como para la transacción de sus derechos.
  3. Actos de adopción y acogimiento. En este caso el expediente de jurisdicción voluntaria tiene por objeto constituir la adopción, o bien proteger y tutelar a éstos cuando se hallan en una situación de desamparo.
  4. Nombramiento de tutores, curadores y defensores judiciales.

Actos relativos al derecho de sucesiones

  1. Juicios sucesorios abintestato, en relación a los actos llevados a cabo por el contador-partidor. Recordemos que los juicios de división de herencias se tramitaran por el proceso especial de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  2. Apertura de testamentos cerrados y protocolización de memorias testamentarias.

Actos relativos al derecho mercantil

  1. Convocatoria judicial de la junta de accionistas. La doctrina mercantilista entiende que se trata de un envío a la jurisdicción voluntaria, con la que se pretende suplir la inactividad de quien incumbe tal obligación satisfaciendo una pretensión de derecho privado, que no es de orden contencioso.
  2. El derecho de información de los socios.

 

EFECTOS

           

            Es importante tener en cuenta que las resoluciones dictadas en los expedientes de jurisdicción voluntaria no gozan de la eficacia de cosa juzgada, pudiendo someterse la cuestión al conocimiento de los jueces y Tribunales a través del procedimiento contencioso que corresponda.

 

CARACTERISTICAS

  1. Los tribunales no pueden ejercerla, sino en aquellos casos en que una ley expresa así lo disponga.
  2. En los asuntos que son objeto de esta actividad no se promueve contienda entre partes, es decir, no existe alguien que pretenda algo en contra de otro.
  3. En esos mismos asuntos no existen partes, solo hay uno, que recibe el nombre de interesado.
  4. Las sentencias que se pronuncian en los asuntos que son materia de esta actividad, sólo producen cosa juzgada en determinadas condiciones.
  5. En los asuntos no contenciosos no tiene influencia el fuero del interesado, para determinar el tribunal absolutamente competente. (art.133 COT y 827 CPC)
  6. Dándose ciertos requisitos, los asuntos voluntarios pueden transformarse en contenciosos.

 

 

FINALIDAD

Los actos no contenciosos son muy numerosos, y cada uno de ellos persigue una finalidad distinta, de manera que no es posible establecer un objetivo único.

Pero, sistematizando la finalidad perseguida por los diversos actos voluntarios, pueden señalarse como finalidades de esta actividad de los tribunales, las siguientes.:

  1. Proteger los intereses de incapaces, velando porque ellos actúen en la vida jurídica con la debida garantía. Ej. nombramiento de tutores y curadores.
  2. Completar la capacidad de ciertas personas, para que puedan actuar eficazmente en la vida jurídica. Ej. autorización judicial para enajenar, cuando se trata de los bienes de ciertos incapaces.
  3. Declarar solemnemente un derecho que le corresponde al interesado. Ej. dación de la posesión efectiva de la herencia.
  4. Autentificar determinados actos de particulares. Publicación y protocolización de testamentos; apertura de los mismos.

5) Constituir estados jurídicos nuevos. Ej. adopción en ciertos casos.

6) Evitar fraude a terceros. Ej., insinuación de donaciones.

CONCLUSION

 

            La Jurisdicción Voluntaria es uno de los elementos fundamentales del derecho procesal y se requiere un análisis profundo ya que es la principal premisa para lograr un sistema eficiente de administración de justicia, por lo cual es importante tomar en consideración este tema y cualquier aportación que se pueda hacer al mismo.

 

            Es importante dar a conocer la importancia de este precepto ya que con este mismo se busca la protección a los intereses de los incapaces, lograr completar la capacidad de ciertas personas para actuar en la vida jurídica, evitar fraudes, lograr una adopción etc. Todos estos son algunos ejemplos de que la jurisdicción voluntaria se lleva a cabo en la vida diaria de los mexicanos y es necesario empezar a tomar mas importancia a este tema.

           

            Propongo que se establecieran juzgadores especializados solamente en esa rama para lograr una expedita y  mayor eficacia en las resoluciones de Jurisdicción Voluntaria y así lograr una mayor prontitud en obtener estas resoluciones, además de amenizar la carga de trabajo con la que cuentan ya los juzgadores que resuelven los conflictos contenciosos

 

 

ISMAEL AQUINO GUTIERREZ



[1] Medina, Ignacio. “problemática de la jurisdicción voluntaria”. Revista de la Facultad de Derecho, México, año 1977, Pág. 229

[2] Alcalá-Zamora y Castillo Niceto. Estudios de teoría general e historia del proceso, México, UNAM, 1974. pp. 29-60