TEORIA DEL DELITO

13.03.2014 10:19

La importancia que adquiere en el proceso judicial del nuevo sistema oral penal en México, la  teoría del delito, es fundamental debido a que la misma,  analiza en forma ordenada el hecho y proporciona los criterios de interpretación de la norma y así poder determinar si se ha cometido una actividad ilícita sancionada por la ley, o bien si no se ha incurrido en tal conducta.

La fuente principal de la teoría del caso, es la filosofía, en esa medida no puede emitir juicios de necesidad (verdadero o falso), de ahí que de un mismo hecho puedan derivarse diversas soluciones dependiendo de la sistematización de la teoría del delito que se haya empleado para su análisis.

Sus antecedentes se remontan en Alemania, en donde se desarrollan cuatro grandes sistemas en torno a la  teoría del delito, empleados en los sistemas que como el de México, tienen un sistema jurídico tradicional romano-canónico-germánica, que son:

  1. Sistema Clásico;
  2. Sistema neo-clásico;
  3. Sistema finalista, y
  4. Sistema funcional.

Considerando estos cuatro sistemas al delito como una conducta típica, antijurídica y culpable, donde la conducta es el presupuesto de todo  delito y los restantes son elementos o categorías.

Dando cada uno de los referidos sistemas a tal presupuesto y a las tres categorías, una interpretación distinta y en ocasiones opuesta, lo que se deba a sus distintas bases ideológicas y el uso que se le dé, cabe mencionar que las experiencias vividas a lo largo de la evolución de la humanidad han servido para reflexionar y desarrollar nuevos sistemas con la finalidad de evitar el abuso del derecho que el Estado tiene para castigar, lo que ha originado que la sistematización de la teoría del delito evolucione como producto de la historia, en beneficio del gobernado.

En la actualidad el delito, conforme a la descripción formulada por los órganos del Poder Judicial de la Federación, es un acto humano, antijuridicidad, tipicidad, punibilidad y culpabilidad; por su parte conforme a la legislación es la acción u omisión, antijurídica, típica, culpable y punible.

 Por lo tanto, es importante analizar los diferentes sistemas en torno a la teoría del delito, a efecto de comprender los fundamentos y bases sobre las cuales en la actualidad se rige, a través de la cual se busca que el gobernado tenga un fácil acceso hacia la justicia.

 

Ma. del Rocío Almanza Ortiz.