Ventajas del Procedimiento Abreviado.

26.09.2013 19:47

El procedimiento abreviado como todas las figuras jurídicas ha sido creado con una finalidad y utilidad práctica, respecto de la primera característica es posible afirmar que lo es la aplicación del derecho en la búsqueda de la justicia, y en lo referente a la segunda, es la terminación anticipada de un proceso penal por medio de un juicio especial que permita el dictado de una sentencia, sin la necesidad de que las partes intervinientes tengan que agotar todas las etapas del proceso penal ordinario.

            Así entonces que las finalidades y utilidades del procedimiento abreviado deben recaer en alguien, pero ¿en quién? es decir, ¿quién resulta beneficiado cuando se aplica? y la realidad es que se beneficia tanto la persona que cometió el delito, la víctima, el Ministerio Público, los juzgadores y la sociedad; cada uno de los mencionados de forma directa o indirecta ve intereses satisfechos debido a esta figura jurídica.

            En cuanto a la persona que cometió el delito, su beneficio es derivado de la aceptación de su responsabilidad por los hechos que se le acusa, es decir, adopta una postura de colaboración para resolver el conflicto y como recompensa a su postura para procurar la verdad, se le ofrece una pena reducida en comparación a la que probablemente se haría acreedor en un proceso penal ordinario, y la reducción de la pena puede llegar hasta un tercio menos de la sanción mínima, lo cual es altamente benéfico a sus intereses.

            Por su parte la víctima, ve protegidos sus intereses porque tiene la seguridad de que la persona que violentó su esfera jurídica está enfrentándose a las consecuencias de su conducta y será condenado conforme a derecho, pero lo más importante es que puede solicitar la reparación del daño causado por la comisión del delito.

            El Ministerio Público es el interviniente que obtiene una utilidad práctica muy marcada, ya que al ser el ente encargado del ejercicio de la acción penal y por ende tiene la carga de la prueba para acusar, ya no se ve obligado a recabar un cúmulo probatorio demasiado extenso porque el responsable de la comisión del delito al aceptar lo hechos, le quita una parte de esa responsabilidad, es decir le aligera el trabajo dando resultados eficientes y justos. Es necesario señalar que del Ministerio Público depende en gran medida la aplicación del procedimiento abreviado, ya que debe proponer una pena específica y atractiva al imputado para convencerlo de aceptar su responsabilidad y además porque es el único legalmente facultado para solicitarlo ante el juez, es decir, aunque la persona a la que se le atribuye un delito desee que se le aplique el procedimiento abreviado, no será posible si el Ministerio Público no lo solicita.

            En lo referente a los juzgadores, es necesario señalar que se habla del órgano jurisdiccional; la utilidad recae en el hecho de que el procedimiento abreviado se tramita ante un juez de control o garantía, a diferencia de un juicio ordinario, el cuál obligatoriamente se debe substanciar ante un tribunal de juicio oral conformado por tres jueces (presidente, vocal y relator) y en ambos casos se concluye con una sentencia, es decir se evita que todos los asuntos lleguen hasta una audiencia de debate y se busca que sólo las causas criminales que no encuentran otra solución viable sean resueltas por un tribunal de juicio oral, lo que se traduce en un descongestionamiento del aparato jurisdiccional para que pueda funcionar con mayor agilidad en los casos que realmente lo ameriten porque se reduce el número de jueces intervinientes en un solo asunto.

            Por ultimo pero no menos importante se encuentra la sociedad, la cual histórica y culturalmente tiene desconfianza en la aplicación de justicia en el país, ésta situación es muy común debido a diversos factores, uno de ellos es que en muchas ocasiones por las circunstancias específicas del caso es imposible encontrar al responsable de un delito y queda impune, otro factor es el tiempo empleado para poder juzgar a una persona si es que se tuvo la suerte de dar con ella, y por último, que no se tiene la seguridad de que la persona que será condenada es realmente la culpable; el procedimiento abreviado rompe totalmente con estos factores que crean desconfianza en la sociedad respecto de su sistema de justicia porque la persona que comete el delito acepta voluntariamente su responsabilidad, es juzgado en un tiempo breve y se tiene la certeza de que se condena al verdadero responsable evitando cometer la mayor de las injusticias que lo es el condenar a un inocente.

Es momento de analizar al procedimiento abreviado en cuanto a sus elementos principales, pero antes de comenzar a enunciar sus características es necesario decir que la figura jurídica en mención es un mecanismo de aceleración porque tal y como su nombre lo indica, hace que concluya con mayor prontitud una causa penal por medio de una sentencia, y su procedencia es para cualquier tipo de delito, doloso o culposo, en tentativa o consumado.

            Dentro de las características del procedimiento abreviado se pueden distinguir esencialmente las siguientes: plazo para solicitarlo, la negociación, principios que recoge y peculiaridades de la audiencia especial.

            El primer gran rasgo es el plazo para solicitarlo, el cual comprende desde la vinculación a proceso del imputado hasta antes del dictado del auto de apertura a juicio oral, dicho en otras palabras, esto es que la posibilidad se extiende desde el momento en que la persona está sujeta a un proceso penal hasta antes del momento en que se determina el tribunal que conocerá del juicio oral y las pruebas que se desahogarán, y lo anterior tiene una razón lógica de ser, ya que durante todo ese lapso de tiempo las circunstancias del proceso pueden variar así como las condiciones de los intervinientes y por lo tanto las posibles propuestas entre las partes, lo cual se analizará enseguida.

La negociación es fundamental dentro del procedimiento abreviado, y la cual se da entre la defensa y el fiscal para hacer propuestas que resulten atractivas a la contraparte, existe la posibilidad de que sea cualquiera de las partes la que indistintamente plantee a la otra la aplicación del procedimiento abreviado, la negociación puede consistir en la pena que el Ministerio Público desea solicitar, quitar circunstancias agravantes del hecho, participación en el delito, y las demás que puedan surgir según la etapa en que se esté proponiendo el procedimiento abreviado.

Los principios recogidos en el procedimiento abreviado son los mismos que sirven de fundamento al sistema penal acusatorio adversarial y oral, que son los de inmediación, igualdad, publicidad, continuidad, concentración y contradicción.

La inmediación es imprescindible ya que en la audiencia del juicio especial deben estar presentes el imputado y su defensor ya que el primero de ellos tendrá que manifestar que es su deseo la aplicación del procedimiento abreviado y aceptar los hechos que se le imputen; el Ministerio Público porque es quien va a solicitar ante el juez la aplicación del mecanismo de aceleración y la víctima si es que desea asistir; y por último el juez de control quien tiene la obligación de determinar la procedencia o improcedencia del juicio especial abreviado y dictar la respectiva sentencia.

La igualdad se hace presente porque es un procedimiento que debe ser negociado entre las partes y tienen las mismas posibilidades de hacer ofrecimientos a la contraparte, además de que el procedimiento es vigilado por el juez y quién velará por qué no se vulneren derechos de las partes.

En cuanto la publicidad existen dos aspectos, es primero es que las audiencias de procedimiento abreviado están abiertas al público en general y pueden ser presenciadas por cualquiera, salvo los casos en que la ley señale lo contrario o bien cuando el imputado manifieste su deseo de tener una audiencia sin presencia de público ajeno al asunto; la segunda característica de la publicidad es que al igual que en un procedimiento ordinario el imputado y su defensor tienen derecho al libre acceso a la información que tiene el Ministerio Público en la carpeta de investigación, es decir no hay actuaciones en secrecía y las partes conocen a totalidad la información de la investigación.

La continuidad es una de las características presentes en todo proceso penal, ya sea que se trate de un proceso ordinario, que se solicite una salida alterna o bien se opte por el procedimiento abreviado porque siempre habrá la celebración de una audiencia tras otra, es decir una vez iniciado el procedimiento que puede ser por una detención en flagrancia o con la interposición de una denuncia o querella, se formulará imputación a la persona que se investiga y como consecuencia se desencadenarán las demás etapas del procedimiento mediante la celebración de sus respectivas audiencias.

La concentración tiene un papel muy importante dentro del procedimiento abreviado, ya que la finalidad de este principio es que se realicen la mayor cantidad de actuaciones en un proceso dentro del menor tiempo posible, y así se tiene la posibilidad de que una persona sea juzgada incluso en un día, siendo tal supuesto el de una persona a la que se le formule imputación y se le vincule a proceso el mismo día, e inmediatamente después las partes propongan la aplicación del procedimiento abreviado teniendo como resultado la finalización de una causa penal en un tiempo muy breve.

La contradicción es el principio que se ve más atenuado en el procedimiento abreviado, y esto tiene una razón muy lógica de ser porque la contradicción está diseñada de tal forma que las partes tengan la oportunidad de debatir la información y argumentos de su contraria, pero al tratarse de un juicio especial en el que las partes previamente han llegado a un acuerdo, el imputado ha aceptado los hechos que le atribuyen y ya se tiene una pena negociada, resultaría ilógico que durante la audiencia cuando se da el uso de la voz a las parte después que la contraparte ha hablado, intenten generar un debate o contradecir lo expuesto, pues el juez tendría que ordenar la suspensión de la audiencia y la continuación del proceso en forma ordinaria.

En lo que respecta a las peculiaridades de la audiencia especial de juicio abreviado destacan las siguientes:

  • El procedimiento abreviado solo puede ser solicitado por el Ministerio Público.
  • Una vez que se ha solicitado su aplicación y el imputado ha aceptado los hechos que se le atribuyen y manifestado su deseo de ser sentenciado en un procedimiento abreviado y renunciar a un juicio oral, el juez debe verificar que las aceptaciones del imputado no se han obtenido por medio de extorsión, falsas promesas o coacción alguna para poder dar su aprobación en la celebración de la audiencia especial.
  • Si el juez detecta que el imputado no comprende los alcances de la aplicación del procedimiento abreviado, ordenará la suspensión de la audiencia y el proceso seguirá su curso ordinario, pero la aceptación de hechos por parte del imputado se desestimará y no podrá ser utilizada durante el proceso.
  •  La sentencia que se dicta en el procedimiento abreviado es en base a los antecedentes de la investigación del Ministerio Público y la aceptación de hechos del imputado, por lo que se hace un relevo de la prueba, las que normalmente se desahogan en una audiencia de juicio oral.
  •  La sentencia del procedimiento abreviado la dicta un juez de control y no un tribunal de juicio oral, porque al haber relevo del desahogo de pruebas, no es necesaria una valoración por tres juzgadores.
  • Dentro del procedimiento abreviado se pueden dictar sentencias absolutorias, debido a que existen supuestos en que los hechos aceptados por el imputado no son constitutivos de delito, y también porque la simple aceptación de hechos no obligan al juez a condenar, es decir, la aceptación de hechos debe ser congruente con los datos de la investigación y asegurarse de que la persona que está aceptando su responsabilidad por un hecho punible, fue realmente quien lo llevo a cabo.

Una vez que se han analizado las ventajas y características del procedimiento abreviado, es posible llegar a ciertas ideas centrales o conclusiones que permitan justificar y hacer viable la aplicación de este mecanismo de aceleración dentro de un proceso penal.

El procedimiento abreviado es entonces un mecanismo de aceleración para poder concluir en su totalidad un proceso penal por medio de una sentencia; es una figura jurídica que propicia una aplicación de justicia pronta y acertada; es una alternativa para el descongestionamiento del sistema de aplicación de justicia mexicano; aporta beneficios a las partes que intervienen en el proceso y a la sociedad; es un procedimiento en el que se respetan los derechos y garantías de las personas.

 

Francisco Manuel Leyva Alamillo

Maestria en Amparo

Universidad Autónoma de Durango campus Zacatecas